Cuando se habla de fertilizantes, muchos lo asocian a maquinaria pesada, productos químicos perjudiciales para el medio ambiente, explotaciones agrícolas masivas…

Sin embargo, desde FERTISAC, queremos aclarar dudas asociadas a estos productos, a la vez que aclarar sobre todo su función y beneficios para los diferentes cultivos, con independencia de su tamaño. Y es que hoy en día, usar este tipo de productos es esencial si se quiere obtener una tierra fértil y un suelo que posea las características necesarias para conseguir un mejor desarrollo de los futuros cultivos agrícolas.

Actualmente, muchos agricultores e incluso empresas especializadas en el sector agrícola, utilizan fertilizantes para facilitar el crecimiento y desarrollo de sus cultivos y jardines. Con el paso del tiempo, se han ido perfeccionando y desarrollando hasta conseguir una amplia gama de fertilizantes totalmente diferentes, cada uno especializado en un tipo de cultivo, producto, clima o incluso suelo.

A pesar que los fertilizantes juegan un papel decisivo en el aumento de la producción y del desarrollo agrícola, hay que tener en cuenta la gran importancia de los factores externos a los que están sometidos los cultivos

Si quieres descubrir lo que siempre has querido saber acerca de los fertilizantes, no dejes de leer este artículo que te aportara luz e información sobre sus beneficios, los principales tipos que existen, su función, eficiencia, …

Tipos de fertilizantes.

Antes de nada, debes saber que tanto la fabricación como la venta y el transporte de los fertilizantes, son actividades totalmente reguladas por los estados, así como por los estatutos que abordan el uso y la producción de este tipo de productos para proteger la salud del medio ambiente y la de la población que lo habitamos.

Volviendo al tema principal de este apartado: los diferentes tipos de fertilizantes que existen, es cierto que existe una amplísima variedad de fertilizantes. No obstante, cabe destacar una importante distinción según su origen:

  • Fertilizantes orgánicos: los cuales son obtenidos a través de la mezcla de materiales obtenidos de la degradación y mineralización de residuos orgánicos de origen animal y/o vegetal

Fertilizantes inorgánicos: son aquellos productos compuestos por sustancias de origen mineral y/o sintético.

Beneficios de los fertilizantes

Proporcionan diversos beneficios, entre los que podemos señalar:

BENEFICIOS DE LOS FERTILIZANTES ORGÁNICOS

Caben destacar, entre otros:

  • Mejoran la calidad de los suelos
  • Aportan: fuerza, resistencia, estructura, y aireación a las raíces de los diferentes cultivos.
  • Con ellos, el suelo consigue absorber mucha más agua, y la conserva durante un periodo de tiempo mucho más
  • Permiten la fijación del carbono en el suelo.

BENEFICIOS DE LOS FERTILIZANTES INORGÁNICOS.

  • Permiten, en la mayoría de casos, una dosificación/fertilización racionalizada.
  • Si se aplican en el momento justo y las cantidades necesarias, pueden llegar a aumentar hasta el doble la eficiencia del fruto del
  • Son considerados productos químicamente
  • Permiten la elección de los equilibrios y las formas nutricionales idóneas para cada cultivo, e incluso, para algunas de las condiciones edafoclimáticas (refiriéndose a suelo y clima).

Por todo lo comentado en los puntos anteriores, una buena opción de fertilización de fondo para la preparación del terreno, son los abonos órgano-minerales. Consulta nuestra GAMA FERTI-ORGAN.

Eficiencia real de los fertilizantes

La eficiencia real de un fertilizante suele venir definida como la proporción, en tanto por ciento, de nutrientes utilizada por el cultivo, en relación con la cantidad total aplicada en la fertilización.

Por otro lado, ¿sabías que el nitrógeno es uno de los macronutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo de cualquier cultivo? Uno de los fertilizantes más importantes en el mundo de la agricultura es el abono nitrogenado.

Las plantas llegan a absorber directamente de la solución del suelo del cultivo el nitrógeno presente en el mismo y/o el procedente de la fertilización, consiguiendo así una estructura mucho más resistente, que favorecerá su crecimiento así como la elongación de las raíces y mejora de su estructura celular.

Los abonos nitrogenados suelen tener una composición con una única forma de nitrógeno o con combinación de las distintas formas (ureico, amoniacal, nítrico, orgánico…)

¿CÓMO PODEMOS COMPROBAR SI LOS NIVELES DE NITRÓGENO SON SUFICIENTES O ADECUADOS?

Una deficiencia de nitrógeno en el cultivo de plantas se manifiesta por medio de clorosis, es decir, la aparición de un color amarillento en sus hojas. Suele aparecer progresivamente: primero en las hojas más viejas y a medida que se incrementan los niveles de falta de nitrógeno, afecta a las más jóvenes.

La clorosis es consecuencia de la interrupción del proceso de fotosíntesis, ya que el nitrógeno juega un papel fundamental en la síntesis de proteínas y enzimas.

NUESTROS ABONOS NITROGENADOS: GAMA NITROSAC y GAMA INNITRO

Gama NITROSAC:

Estos abonos complejos potencian la asimilación de nitrógeno y del resto de nutrientes gracias a su sinergia con el azufre, alcanzando la planta su máximo potencial.

Esta gama aporta altas cantidades de nitrógeno, azufre directamente asimilable en forma de sulfato (SO42) y hierro soluble (Fe2+) en forma estabilizada que evita su insolubilización en el suelo.

Gama INNITRO:

Con esta gama de abonos complejos nitrogenados con protección frente a la pérdida de Nitrógeno,

se aporta de forma equilibrada macro y micronutrientes junto con inhibidores específicos de la actividad de la ureasa, para mejorar la eficiencia de asimilación del nitrógeno de forma gradual por parte de la Planta.

Consulta nuestros productos INNITRO PLUS 24 e INNITRO AUREA

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies