Entre los tipos de abonos más importantes, no podemos olvidar los Abonos Fosfatados, provenientes del fosfato, como bien indica su nombre, un mineral que se encuentra actualmente en proporciones limitadas para su uso. Este se extrae, se procesa, y finalmente se disemina sobre los diferentes campos de cultivo.

Pero ¿sabías que la fuente natural del fósforo para su uso agrícola es la roca fosfórica? Se trata de una de las miles de rocas sedimentarias que existen en nuestro planeta. ¿Interesante verdad?

Si quieres saber más sobre este tipo de abonos, hoy, en nuestro blog, te lo contamos todo.

¿Cuál es la verdadera importancia del fosfato en los cultivos agrícolas?

El fósforo es un nutriente que juega un papel esencial en la fotosíntesis, en el transporte de nutrientes, en la actividad de las diastasas, como transmisor de energía y en la síntesis y descomposición de los glúcidos. Además, actúa como factor de precocidad, lo que quiere decir que activa el desarrollo inicial y tiende a acortar el ciclo vegetativo, favoreciendo así, la maduración de los frutos.

Por otro lado, es esencial para el crecimiento vegetal, cuya riqueza en P205 es del 0,5% al 1% de la materia seca.

Debes saber, que se trata de un nutriente primario, lo que nos indica que a la hora de utilizarlo en nuestros cultivos agrícolas, requeriremos de cantidades relativamente grandes, ya que de lo contrario, podría suponer una deficiencia común en la producción agrícola.

¿Cuáles son los principales abonos que contienen este nutriente?

Para evitar la degradación y lixiviación del fósforo en el suelo, es necesario aplicar los abonos fosfatados de forma que no se dosifique un exceso del requerido por las plantas. Nuestra gama de Abonos Fosfatados actúa aprovechando la afinidad generada entre el sistema radicular de la planta y estos abonos.

Entre ellos encontramos:

  • SUPERFOSFATO SIMPLE (SSP) de asimilación inmediata de P2O5 y calcio. Aporta azufre de forma progresiva. Es un abono ligeramente ácido muy adecuado para suelos alcalinos.
  • SUPERFOSFATO TRIPLE (TSP) Alto contenido en P2O5 directamente asimilable. No contiene azufre.
  • ABONO FOSFATADO (FN) Estos abonos están tratados por la tecnología RP@, lo que confiere al P2O5 un extraordinario carácter de liberación controlada por los requerimientos de la planta. Ofrecen un carácter corrector de pH en suelos ácidos liberando calcio asimilable.

Esta gama favorece la disponibilidad del potasio retenido en el suelo gracia a la sinergia existente entre este elemento y los ortofosfatos.

Cultivos recomendados con Abonos Fosfatados.

Este tipo de abonos pueden implementarse sin ningún tipo de adversidad en todo tipo de cultivos, especialmente en:

  • Cereales de invierno: trigo, cebada, avena, centeno…: 300-700 kg/Há.
  • Leguminosas: judías, garbanzos, guisantes…: 200-400 kg/Ha.
  • Remolacha: entre unos 900 y 1500 Kg/Ha.
  • Patata y algodón : entre unos 200 y 500 Kg/Ha.

Las dosificaciones indicadas son orientativas, ya que dependen de las extracciones previstas, el tipo de suelo, el análisis del suelo, las condiciones climatológicas, etc.

Pero…¿Cómo podemos observar un déficit de fosfato en la planta?

Entre los principales indicios de que nuestro cultivo podría estar sufriendo un déficit en los niveles de fosfato del suelo, podríamos encontrar: un retraso en el crecimiento de la plantación, una fecundación defectuosa, movimiento anormal de las reservas y sobre todo, un retraso en la maduración del cultivo.

Además, de estos aspectos, otra de las formas mediante las cuales podríamos observar un déficit de este nutriente en nuestro cultivo serían: una coloración purpúrea de las hojas más viejas, y un grave retraso en el crecimiento de sus raíces y en el de su florecimiento.

Todo estos acontecimientos determinaran en conjunto, una notable y pronunciada reducción de la cosecha y una disminución en la calidad de ésta.

Si tras la lectura de esta información sobre los abonos fosfatados tienes algunas dudas o necesitas asesoramiento para tu cultivo, no dudes en contactarnos. En Fertisac estamos encantados de ayudarte y nuestros técnicos especializados te realizarán un asesoramiento a medida, sin ningún compromiso. Estamos a tu disposición en el Tel. 958 43 65 12, a través de nuestro email: fertisac@fertisac.es, o en nuestras instalaciones, en Barriada de la Estación, S/N, 18230 Atarfe (Granada) España. ¡Hasta pronto!

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies