Cultivos / Remolacha

REMOLACHA:

En este cultivo adquiere especial importancia el conocimiento del contenido en materia orgánica del suelo.

El cultivo repetido de remolacha extrae del suelo mucha cantidad de micronutrientes, que será necesario suministrar mediante el abonado. En especial la aplicación de Boro es fundamental para su crecimiento.

Para un suelo con un nivel normal de materia orgánica, fósforo y potasio se deben aplicar fertilizantes con composiciones N:P2O5:K2O del orden 2:1:3.

Es conveniente el aporte de materia orgánica y control de la acidez del suelo (pH 6.5-8)

Fertilizantes recomendados:

Abonado de nitrógeno:

El nitrógeno puede aplicarse en siembra primaveral u otoñal entre 300 y 900 kg/Ha (una tercera parte en fondo y el resto en cobertera) GAMA NITROSAC / INNITRO

Abonado de fósforo y potasio:

El fósforo y el potasio solamente en fondo entre 900 y 1500 kg/Ha dependiendo del abonado de siembra efectuado:

GAMA ABONOS FOSFATADOS, PK 1-9-13, NPK 4-5-20
GAMA FERTIORGAN

En caso de carencia de boro en el suelo:

GAMA CORRECTORES “B PLUS”, 200 kg/Ha

Fabricantes de crecimiento

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies